El cine y el jazz hacen buena pareja

Esto se puede comprobar espectacularmente haciendo algunas reseñas acerca de las últimas películas que han manifestado al Jazz como una de sus principales propuestas cinematográficas, por lo que causalmente estas producciones han tenido un gran éxito de taquillas y galardones por montón.

Algunas de estas producciones son:

Whiplash (2014) la película favorita de los trabajadores de Electricistas Madrid.

Nos narra la historia de un talentoso baterista que busca abrirse paso dentro una de las mejores orquestas de música del país, en este caso hablamos del Conservatorio de Música de la Costa Este en los Estados Unidos, lugar en el que Andrew Neiman (nombre de nuestro protagonista) estudia, el se destaca por ser un baterista de Jazz. Este chico sueña con la grandeza de que su nombre sea escuchado en la cima de la escala musical, por lo que se verá envuelto en los métodos de enseñanza de Terence Fletcher, un talentoso y riguroso maestro, quien dirige esta espectacular orquesta, el conjunto de Jazz en el cual Andrew es elegido, por lo que cambia radicalmente su vida desde ese momento.

Los aristogatos (1970) producción cinematográfica favorita de los dueños de Fontaneros de Madrid.

Un clásico tanto de la literatura como del cine, pues esta extraordinaria película e historia infantil, alberga un sentimiento musical, donde la expresión del Jazz es determinante en las numerosas escenas de baile y música, pues la expresión de “todos quieren ya ser gatos Jazz” quedo marcada por varios años en una generación. En un viaje en el cual deben embarcarse una elegante Madre felina y sus pequeños mininos para volver a la vida que les fue arrebatada por motivos de ambición, esta historia está llena de alegrías, tristezas, romance y música.

Ray (2004) historia musical favorita de los gerentes de cerrajeros Marbella.

Sin duda alguna una de las más emblemáticas de la primera década del siglo XXI, pues este personaje nos enamoró con su increíble música y su perspectiva de las cosas, la vida de Ray Charles es sin duda alguna motivo de inspiración para muchas personas que poseen discapacidades, pero que de alguna forma salen adelante y triunfan con sus propias habilidades. Embárcate en esta musical historia, llena de tragedias, éxitos, superaciones y un importante mensaje de reflexión para la humanidad.