En octubre en el mundo se ha hecho costumbre rendirle culto a la muerte de una manera alegre, divertida y comercial que Estados Unidos ha popularizado a través de sus películas y series de televisión como Halloween, pero que en otras partes del mundo se conoce como la Noche de Brujas o, en México y otras partes de centro- y Sudamérica, como el Día de los Muertos. Lo cierto es que a nivel internacional todos, de una forma u otra, celebran, en menor o menor medida, este culto a la muerte que, al fin y al cabo, es ineluctable y significa una de las etapas más importantes de la vida de cada ser vivo.

En el contexto del Halloween, los estadounidenses son expertos en contagiarnos con algunos personajes de televisión o el cine que han quedado plasmados en nuestra memoria por siempre, tal como lo son las brujas en las películas o series de temática Halloween. En este post recordaremos a las más populares para que tú nos digas cuál de ellas es la mejor y por qué crees que lo es. Sin más, vamos a lo que nos respecta:

  • El Mago de Oz es una de las películas más características de esta festividad, máxime por su Bruja mala del Este, la cual, en contraste con la Bruja buena del Norte, causaba pavor en todos los niños que veían este clásico del cine fantástico.
  • El clásico de terror italiano, Suspiria, nos cautivó entre otras cosas por su bruja Madame Blanc, directora de la academia de baile de la película; uno de esos personajes con un hálito tan abyecto que de sólo verlo nos erizaba la piel. A gusto de los cinéfilos de Electricistas, Madame Blanc es la bruja más terrorífica de la historia del cine.
  • Las películas de terror del genio Román Polanski siempre nos hacen sufrir y, a mi humilde consideración, El Bebé de Rosemary es la más horrorosa, en gran parte, gracias a su culto de malévolos entes que querían al hijo de Rosemary, los cuales están conformados por un par de brujas.
  • Las brujas de Eastwick son otras de las brujas dignas de ser recordadas, las cuales confluían en una premisa por de más rara: tres viudas fantaseaban con el hombre perfecto, el cual se hace realidad y provoca una controversia entre el trino de brujas en el que cada una quiere quedarse con él.
  • El Proyecto de la bruja de Blair, producción española, nos presentó el terror en formas poco conocidas haciéndonos creer en la existencia de una bruja que, finalmente, nunca existió y sólo fue un invento de sus creadores para fundar terror en los espectadores, lo cual fue efectivo y emocionante.
  • Nada más y nada menos que ocho temporadas de Hechizada nos dejó en nuestras memorias a Samantha Stephens como la mejor bruja que existió en la televisión irrefutablemente. Nadie podrá olvidar como movía la nariz y hacía magia como si nada.

En la actualidad, cuando un joven o cualquier otra persona ligada a la tecnología se dispone a ver una película tiene dos opciones principales para hacerlo: ir hasta el cine más cercano para hacerlo o acostarse en su sofá y verla en Netflix. Dicen que los avances de la tecnología llegaron para simplificarnos y hacernos la vida más fácil, pero lo cierto es que han llegado en las últimas décadas para hacernos más vagos y dependientes de los dispositivos electrónicos, por lo tanto, la mayoría de las personas prefiere pagar una suscripción para ver películas en Netflix en su Tablet, computador o televisor que dirigirse a una sala de cine, pagar un boleto y ver una película en el prístino y más propicio espacio para hacerlo.

Hemos realizado una encuesta entre distintas personas de la comunidad, incluyendo a los integrantes de la empresa Electricistas, para determinar cuáles son las ventajas que una plataforma digital de contenido audiovisual ofrece frente a una sala de cine convencional y viceversa. Por consiguiente, a continuación, expondremos los resultados de la encuesta en forma de ventajas y desventajas que hallamos entre las salas de cine y Netflix.

Ya comenzando, las bondades de ver películas en plataformas digitales son potencialmente muchas y, en particular, Netflix sabe cómo explotarlas. Principalmente, usar Netflix en vez de las salas de cine para ver películas es ventajoso por el hecho de que para ver un filme en Netflix no tenemos que salir de la comodidad y seguridad de nuestro hogar y lo podemos hacer desde múltiples plataformas, como celulares, Tablets o computadores, en cualquier lugar de nuestra casa o incluso en la casa de un amigo siempre y cuando tenga una estable y rápida conexión a Internet. Lo que nos trae a su principal desventaja; las personas con un Internet no muy rápido e inestable no pueden gozar de los servicios de Netflix.

Por su parte, las salas de cine cuentan con la principal ventaja de que aún la mayoría de estrenos cinematográficos se dan lugar primeramente en las salas de cine y no en Netflix, por lo que, si estás ansioso esperando una película próxima a estrenar, es muy probable que la sala de cine sea el lugar donde podrás verla antes que nadie. Los estrenos de películas Marvel, Pixar, DC, nominada a los Oscar y otras muchas más se ven exclusivamente en salas de cine antes que en Netflix. De hecho, en Netflix no llegan todos los estrenos que a las salas de cine sí llegan. Pero no todo es color de rosa, pues si comparamos el coste de una suscripción de Netflix con el valor de las entradas de cine, nos daremos cuenta que las salas de cine son muy onerosas para citarse a ver múltiples películas en comparación con Netflix.

De todas formas, la decisión la tienes tú. Coméntanos cuál crees que es el mejor medio para ver películas y cuál es tu preferido al momento de sentarte a ver películas.

En esta actualidad de cine comercial, se ha tratado de hacer encajar al cine independiente dentro de esta categoría, muchas veces sin saber que el cine independiente es mucho más que eso. Además de que tan solo nombrar el término en cuestión es incierto debido a que ha ido cambiando a través del tiempo y que no es un concepto lineal que va ligado solo a lo comercial ni a lo artístico, sino que va mucho más allá de ello.

Par que os acerquéis más al término de cine independiente, este arte es alternativo a todo lo que conocéis dentro de lo que se llama Hollywood. Es un arte audiovisual que no se parece en nada o no tiene contratos con los grandes poderes dentro del séptimo arte, ya sean productoras o distribuidoras de películas. En este género alternativo pueden aparecer películas de todos los países del mundo, desde Asia hasta Europa. Incluso en los mismos Estados Unidos pueden considerarse algunas productoras de cine independiente, puesto que, como ya os dijimos antes, no están ligadas a las grandes ligas de Hollywood.

Primeros exponentes del género del cine independiente

Los países que fueron por muchos años los principales exponentes del cine independiente, más que todo en las décadas de los 50 y 60 fueron Francia e Italia, sin olvidar a los Estados Unidos. En un principio, existían casas productoras que cobraban a los directores y demás socios de películas una serie de impuestos, por lo que pronto monopolizaron la industria. A su vez, salieron compañías productoras independientes que irrumpieron en el negocio, por lo que muchos productores y directores se decantaron por grabar y producir películas en estudios independientes.

El cine independiente puede convertirse rápidamente en comercial

Esto es más común de lo que creéis, es más, las grandes productoras de cine que conocéis en estos momentos, alguna vez fueron independientes en sus inicios, y de seguro que casi todos los directores más famosos y galardonados que conoces, trabajaron para el cine independiente por un buen tiempo. Y es por la razón de que, si una compañía productora independiente se hace muy sostenible a la hora de producir películas, más y más personas van a querer trabajar allí, por lo que la hace bastante lucrativa y su crecimiento viene dado por lo que cobra y el presupuesto que da a las películas. Por esta razón, pasa de ser independiente a comercial.

Podéis ver algunos rasgos distintivos del cine independiente

A continuación os vamos a dar algunas características que diferencian este género del séptimo arte, ya que sus características en algún punto son únicas.

Una de ellas es la historia que cuenta estas películas, es sabido que abarcan muchos temas controversiales según sea el país o región en donde se produzca la película. Según sea el trasfondo cultural o religioso, las películas independientes tocan temas que el cine común no está dispuesto a tocar debido a que este último llega a mucha más audiencia y por ende, los temas son más aceptados por el público, en cambio el cine independiente hace gala de ser muy cercano a las realidades vividas por personas y culturas específicas.

Otro punto clave de las películas independientes es su fuente de financiamiento. Mientras menos dinero reciba de las productoras tradicionales y poderosas, podrá considerarse una producción independiente. De aquí viene la libertad creativa, de edición, de diseño y filmación de una película. Si no tiene grandes cantidades de dinero producto de un contrato con una poderosa productora, se tiene más libertad a la hora de filmar una película. Las decisiones en cuanto a la totalidad de la filmación recae sobre los directores, guionistas, editores, entre otros, y no se preocupan por posibles censuras debido a que no están sujetas a ninguna productora.

El cerrajero, una película dirigida por la argentina Natalia Smirnoff que estuvo nominada al Gran Premio del Jurado en el Festival de Sundance de 2014, es una película que vale la pena ver. Esta historia, cuyo argumento versa sobre la vida de Sebastián, un hombre joven cuya profesión es la de cerrajero, actividad que desempeña con maestría y verdadera pasión,  uno como cualquiera, como los que pueden llegar a atendernos en una visita domiciliaria de los fontaneros de Getafe, quien no cree mucho en las relaciones de largo plazo y quien no se ha planteado formar una familia, quien hasta ese momento hasta ha sido catalogado como de casanova, de repente, sin esperarlo se ve expuesto a un evento que le trastoca la existencia, recibe la noticia de que será padre!!

El modo en que la historia es presentada por esta directora en esta su segunda película ha sido catalogado por algunos como demasiado esquiva, en tanto que otros la aclaman y la tildan de fresca y  natural. Al público le gusta el film, durante la exhibición las personas se divierten y es que la historia es atractiva, pues cuando el protagonista conoce sobre el embarazo de su novia Mónica, también comienza a descubrir que tiene un poder, el de sentir lo que otras personas sienten y de conocer sobre sus vidas aunque no le hayan contado nada.

Como ocurre esto? Pues de repente nota que al visitar a los clientes para arreglar las cerraduras, en plena faena,  tan solo en cuanto introduce alguna herramienta en ellas, tiene visiones, le llegan imágenes de situaciones de la vida de sus clientes, y peor aún, sin que pueda controlarlo y mucho menos evitarlo, comienza a inmiscuirse en la vida de las personas a quienes les realiza trabajos. Obviamente éstas no siempre reaccionan bien ante la actitud de Sebastián, por lo que se van presentando las situaciones más inesperadas y casi siempre problemáticas.

Gracias a estos momentos de clarividencia, el protagonista, comienza a mirar de otro modo los eventos que ocurren en su vida, a revisar sus sentimientos y emociones, a revisar su pasado, sus relaciones personales y hasta sus fobias, con lo que la vida tranquila y apacible que llevaba, con su trabajo, sus amigos, sus parejas y sus hobbies, especialmente el de armar cajitas musicales, son vistos de una manera distinta. Ya nunca más será el que fue.

Los actores que dan lugar a este relato de la mano de Natalia Smirnoff , son Esteban Lamothe en el rol de Sebastián , Érica Rivas, como Mónica  y Yosiria Huaripata como Daisy una mucama con quien durante este trance, se enredará el protagonista. El joven actor que da vida a Sebastián, aporta como siempre una actuación convincente y natural, tal vez por ello se haya convertido en uno de los favoritos de los directores independientes. En general el conjunto de actores  logran una buena puesta en escena, aunque algunos críticos no han sido tan amables con Érica Rivas.

Ambientada en la ciudad de Buenos Aires, lo cual es fácilmente reconocible no solamente por la arquitectura, sino por la atmósfera enrarecida que muestra el film y a la que hace clara referencia, fue una rareza que azoto a esta ciudad en el año 2008. Este evento  llenó el ambiente de humo durante tres semanas,  sin mayores explicaciones para sus habitantes.

Es una película para ver, para reflexionar sobre varios aspectos de la vida, entre ellos sobre la paternidad. Se encontrará con una obra   fácil de mirar, que se deja pasar, que no requiere demasiadas explicaciones como algunas otras del cine independiente.

Si aún no la ha visto, búsquela, pasara un buen rato y saldrá del encasillamiento de la típica película de Hollywood.

Una película de los sentimientos que vence los obstáculos poco a poco. Riley la gran protagonista y cómo funciona su cerebro. Producida por Disney Pixar una animación con humor que fue aplaudida en el festival de Cannes. Un cambio drástico de personalidad le ocurrió a Riley, debido a un accidente que hizo que la tristeza y la alegría se vuelvan como loca y van de un lado a otro. Película que ofrece un mensaje muy bonito y que deben disfrutarla en familia, ya que deben orientar porque en el drama se torna un poco complicado de entender.

En esta ocasión, se presenta una película animada que llama la atención de toda la familia es parte de los comentarios de Karla Medina trabajadora de departamento de personal de electricistas Valdemoro manifestando que la película educa y transmite cómo se comportan las emociones en cada ser humano. Por otro lado, se presentan diferentes obstáculos y cómo se reacciona ante ella; además de qué manera se guía las emociones antes las situaciones traumáticas, formando parte interna de la personalidad.

Los pensamientos negativos en la película se soltaban y se liberaban. La niña experimentaba su tristeza y nos recuerda la tristeza en un niño no debe ser malo siempre, es una manera de drenar sentimientos y si llora no es debilidad es un desahogo de su tristeza. Lo curioso de la película era las bolitas de colores que viven en la mente de niña que identificaba la alegría y la tristeza y al final de la película se mezclaban los colores.

Asimismo, el director de la empresa Fontaneros expresa, que él tuvo la oportunidad de ver la película con su hijo menor de 5 años y era muy cómico ver como se enfrentaban por circunstancias las cinco emociones en la toma de decisiones de la niña Riley; es guiada por la Alegría, Miedo, Asco, Ira y Tristeza. Aquí lo importante es que la niña siempre se mantenía una actitud positiva y su emoción favorita era la alegría, aunque siempre decaía con mucha frecuencia.

Ésta pieza audiovisual narra la situación de una niña alegre de 11 años de edad con una vida perfecta según ella, se muda de ciudad, debido a que su papá es trasladado del trabajo a otra ciudad, lo que trae como consecuencia cambiar de casa, escuela y amigos. Desde allí inician la ansiedad se apoderó de Riley y actuaba en cada inconveniente actuaba con un comportamiento de una pre-adolescente y la batalla en fuerte entre la decisión del bien y el mal. Esta película indica que hay que valorar la importancia de las emociones infantiles y saber que se debe reforzar la alegría o el olvido para tener un equilibrio ante las situaciones.

La tristeza y la alegría eran las emociones principalmente regresan al mundo interno de Riley para dar un mensaje que todas las emociones son importantes en la vida, por ejemplo, la tristeza conlleva a ser compasiva. Las construcciones de los sueños inician desde muy niños, donde todo no es color de rosa.

Fritz Lang, F. W. Murnau y Rainer Werner Fassbinder son algunos de los principales exponentes del cine alemán, cuyas películas simplemente confirman algo que en todo el mundo se sabe: Alemania es una potencia cinematográfica. Los teutones han sabido balancearse, en su justa medida, entre el cine comercial y el cine de autor, criando a los cineastas más influyentes del cine moderno.

Cualquier técnica cinematográfica que veas de una película lanzada posterior a los años 70, muy posiblemente es inspirada por una de esas mágicas películas que en su momento Murnau hacía. O si te deleitas con los efectos especiales que ufanan las producciones de Marvel o cualquier película de la saga de Star Wars, es bastante probable que cada una de las técnicas que utilizan estén basadas en la película de ficción por antonomasia: Metropolis, hecha en el país germano por Fritz Lang. Por otro lado, si te encanta el cine independiente de bajo presupuesto y gran sentido artístico, entonces quizás hayas escuchado, de una u otra manera, el nombre de Rainer Werner Fassbinder, pues sus filmes fueron la inspiración de muchos cineastas actuales.

Actualmente, el cine de Alemania, como el de cualquier otro país del mundo que no esté dispuesto a venderse a las exigencias comerciales de Estados Unidos, ha sufrido una caída notable en sus ventas de taquilla, pues la nueva generación de alemanes prefiere ver un cine más entretenido y fácil de digerir como en el que E.E.U.U se produce. Además, la llegada y afianzamiento de servicios streaming como Amazon Prime y Netflix está significando el ocaso de las salas de cine, ya que muchos, en esta vida cotidiana tan acelerada y agitada, encuentran mucho más cómodo ver una película en el televisor de su casa, Smartphone o Tablet.

Debido a esto, la justicia alemana empezó a apretar las tuercas de los servicios streaming para forzarlos a invertir en su cine, y lo ha hecho en primera instancia con Netflix. Este servicio de streaming ha obtenido una muy buena renta con la distribución exclusiva de la serie alemana Dark y la película Mute, el filme preferido de los Cerrajeros XXX. Por consiguiente, el gobierno alemán ha aplicado la ley (la cual fue actualizada en 2014) que obliga a cualquier plataforma online de distribución de contenido audiovisual a destinar el 2,5% de los beneficios económicos obtenidos en el país al German Federal Film Board (FFA), el cual es el instituto encargado de subsidiar las obras cinematográficas locales.

Netflix alegó que su sede europea se halla en Holanda y por ende no deberían someterse a esa ley alemana, pero el tribunal de justicia de la Unión Europea no pensó lo mismo y recientemente pronunció públicamente el fallo en su contra. Hasta los momentos Netflix tendrá que pagar lo que la ley estipula o el castigo les saldrá más costosos. Esperemos que más países se unan a la iniciativa de Alemania para impedir que el cine sea monopolizado por una multinacional americana.

Si lees los artículos que solemos subir, sabrás que siempre hablamos acerca de las películas que más nos gustan, de aquellas que recomendamos, y muchas otras cuestiones que están íntimamente relacionadas con el mundo del cine y el arte.

Lo cierto es que quienes nos podemos considerar fanáticos de las películas, también consumimos en ocasiones mucha más luz o energía de la que deberíamos, probablemente porque nos centramos más en lo que se ve en el televisor que en la cantidad de luces que tenemos encendidas en ese momento, y eso es algo que queremos evitar para que ahorres.

La idea de este artículo tiene que ver entonces con repasar una serie de consejos directamente relacionados con el ahorro de electricidad en tu vivienda pero en relación con la luz de la sala o el cuarto cuando nos dedicamos a ver películas.

Y aunque podríamos darte muchas recomendaciones al respecto, vamos a centrarnos concretamente en una que se encuentra relacionada con los reguladores de luz o dimmers, unos pequeños aparatos que se pueden conectar en tu red eléctrica para que tengas la posibilidad de seleccionar exactamente el punto de intensidad de luz que quieres en tus ambientes.

La enorme ventaja de los dimmers o reguladores de luz, es que cuando los utilices, no hará falta de ninguna forma que tengas la luz encendida iluminando más de lo necesario, sino que tú mismo podrás establecer el nivel de intensidad deseado. Así, si no quieres estar a oscuras, tampoco tendrás que gastar la energía que consume una luz encendida.

Cerrajeros profesionales para instalar dimmers en casa

Ahora bien, aunque es cierto que existen sencillos reguladores de luz que podemos colocar en nuestros enchufes y que nos brindarán un funcionamiento semejante, no debemos perder de vista que los que realmente modifican nuestra experiencia como usuarios y nos permiten ahorrar dinero, son los que tienen una instalación detrás.

Para que conozcas las diferencias entre ellos, los profesionales 24 horas tenemos que decir que existen reguladores de luz o dimmers con diferentes mecanismos que no deberíamos perder de vista si es que queremos comenzar a ahorrar un poco de energía en casa.

En primera instancia está el mecanismo de empotrar o el mecanismo sobrepared, que tienen o no un interruptor incorporado. Normalmente podemos conseguirlos con las marcas y modelos más famosos, aunque en estos casos lo que se hace es enviar una tensión menor de la normal parta que dé la sensación de que estamos regulando la luz.

Luego está el mecanismo de pastilla, que se instala dentro de la caja de la pared, por lo que no queda a la vista, así que es una mejor opción para los que buscan una salida elegante.

Y por último, los reguladores para cables de lámpara, que como su nombre lo indica funcionan sobre el cable de una lámpara, aunque el uso es el mismo.

Si quieres instalar cualquiera de los reguladores de luz o dimmers que hemos mencionado anteriormente, te recomendamos que te pongas en contacto con nuestros electricistas profesionales, que no sólo te asesorarán en torno a todas tus consultas, sino que te brindarán los presupuestos baratos que están buscando y que se ajustan a tus bolsillos.

El señor Martín Scorsese ha vuelto a arremeter contra el cine, como si con sus últimos bodrios cinematográficos no hubiese sido suficiente. Esta vez se ha enfocado en despotricar el sentir general de los usuarios de la web de apreciación y valoración cinematográfica Rotten Tomatoes.

Durante su paso por el TCM Film Festival, en donde se entregaba el Osborne Award, el otrora aclamado director estadounidense profirió palabras que acusan manifiesta decadencia de su óptica cinematográfica, proclamando un preocupante estado actual de la industria del cine, tanto de la distribución de los filmes como de la recepción de los críticos.

Martin Scorsese reporta, en una entrevista realizada en el festival mencionado, que todas las imagines están siendo agrupadas en un concepto al que la mayoría de críticos llaman “contenido”, por lo tanto, todos los siguientes contenidos audiovisuales valen lo mismo, según el director americano: Lawrence de Arabia, un episodio de televisión, un comercial del Super Bowl, un tutorial de youtube y un nuevo tráiler.

Además, matizó que si un sentido apegado a una película en específico, entonces obviamente puede ser mutilada, mostrada por segmentos y ser olvidada ulteriormente.

Marty, como sus amigos cercanos le conocen, ha sido Dios y mendigo a partes iguales, creando hitos cinematográficos como Taxi Driver (1976) y Toro Salvaje (1980) y maravillas escatológicas como Silence (2017) y Shutter Island (2010). Aun así, es el cineasta predilecto de los cerrajeros 24 horas Sevilla, a pesar de la constante involución que ha sufrido con el paso del tiempo y a medida que se fue convirtiendo en una deidad para el cine comercial.

Asimismo, la doble moral de Marty lo ha llevado a criticar a entidades que el tanto estima y que son promotores actuales de su fama y vigencia como lo son Youtube y los demás servicios streaming (Netflix, Hulu, etcétera). The Irishman su nueva película para Netflix es clara muestra de su doble sentir. Manifestó el temor que tiene del reduccionismo que pueda padecer su película al ser lanzada en una plataforma como esa, ya que no piensa que sus filmes son meros contenidos de consumo que pueden ser consumidos y olvidados.

La verdad es que uno es lo que hace y no lo que dice, por lo que sus películas están ineluctablemente condenadas a ser digeridas y defecadas como buenos laxantes que son. Bueno, todo depende del espectador, a algunos les provocará defecar mientras que para otros el efecto no es tan nocivo y la recibirán como un soporífero de pesadillas.

Volviendo al asunto Rotten Tomatoes, en el cual Marty también incluye a CinemaScore, el cineasta manifiesta que la idea de que está páginas juzguen y descarten a cualquier película de manera instantánea es horrible. Nada que objetar a ese sentir de Marty, pues a mi parecer está en todo lo correcto, salvo que tampoco me parece una idea muy bonita crear películas cada tanto para vender solamente; por lo que el descarte que realizan estas páginas puede ser injusto, pero al mismo tiempo es necesario para la depuración de lo que vemos.

Si tiene cualquier problema de cerrajeria urgente, puede contar con nosotros ya que tenemos servicio 24 horas.